Tu ropa de cama puede marcar la diferencia en tu descanso

Son numerosos los elementos que influyen en tu descanso. Dormir bien no solo depende de la calidad del colchón o la calidez de la habitación, aspectos como la ropa de cama o la orientación del cuerpo pueden marcar la diferencia. En este artículo te damos algunos consejos a tener en cuenta si te levantas cansado o como si no hubieses descansado lo suficiente.

Orientación correcta y tamaño

Los expertos apuntan que lo ideal es situar tu cama de tal forma que la cabeza mire hacia el norte y los pies hacia el sur. Diferentes estudios han demostrado que esta podría ser la postura idónea para dormir y descansar mejor.
También es importante que tu cama tenga un buen tamaño. Elige una cama amplia donde puedes moverte cómodamente y con facilidad. Si duermes con tu pareja lo idea es tener una cama de 1,50 m de ancho como mínimo.

Ventilación y limpieza

Cada mañana ventila tu habitación por lo menos durante 10 minutos. Abre la ventana y deja que el aire se renueve y que entre oxígeno. No te olvides de cambiar la ropa de cama una vez a la semana. Es también importante darle la vuelta al colchón o girarlo cada tres meses y lavar su funda cada 15 días. Las almohadas también pueden y deben lavarse cada tres semanas para eliminar los ácaros y bacterias acumuladas.

Calidad de los tejidos

ropa de cama, fundas nordicas, colcha de cama, sabanas

Por último, uno de los factores que puede mejorar tu descanso es la calidad de la ropa de cama. Te recomendamos utilizar unas sábanas 100% algodón y de más de 180 hilos, ya que son mucho más suaves al tacto y confortables. También es importante que tengas un nórdico adecuado, que te abrigue en invierno pero sin que te haga sudar demasiado. Combina tus sábanas con fundas nórdicas alegres y relajantes, o una colcha de cama en tonos nude que de calidez a tu habitación e invite al descanso. Un consejo, para dar un extra de confort plancha tu ropa de cama, notarás la diferencia.

En este artículo te hablamos de pequeños detalles que puedes tener en cuenta para conseguir una cama ideal que sea la puerta para un descanso reparador, para que cada día te levantes con la energía que necesitas para completar tu rutina.

Consejos para conseguir un hogar más cálido y agradable

Después de tantos meses encerrados en casa puedes empezar a crear cierto rechazo por algunas estancias, de tanto verlas, cogiéndole incluso manía y no sintiéndote cómodo. En este artículo te damos algunas claves para que, cambiando pequeños detalles o comprando un nuevo textil de hogar, puedas volver a sentir esa relajación al llegar a casa. Tu hogar es tu refugio, el lugar donde cargas tu energía y eres tú mismo. ¡No permitas que deje de ser así!

Menos es más

Deshazte de todo aquello que no utilizas. Muebles antiguos y carcomidos llenos de objetos que hace años que no te preocupan, alfombras polvorientas y pasadas de moda, figuritas de porcelana, etc. Es hora de renovarte por dentro y por fuera. En lugares como las habitaciones puedes comprar nuevas fundas nórdicas. Elige colores tenues, como el beige o los tonos pastel, colores agradables a la vista que ayudan a crear una atmósfera de sosiego y serenidad. Los textiles de hogar pueden marcar la diferencia que necesitas. Sábanas más coloridas, toallas en tonalidades alegres o mantitas amorosas para decorar los pies de tu cama.

Pequeños detalles que marcan la diferencia

colcha de cama, textil hogar, fundas nordicas

Otros elementos que pueden añadir calidez y renovar el aura de tu hogar son las alfombras de fibras naturales, las plantas, los cojines de diferentes tamaños o los adornos minimalistas. No necesitas demasiados objetos pero sí los suficientes para crear un nuevo ambiente. Si tu colcha de cama es de color claro dale luz con cojines coloridos y de diferentes tamaños. Una pequeña planta en una repisa puede acercarte a la naturaleza y hacerte sentir más vivo. Las fibras naturales como el lino o la rafia pueden ser muy originales en alfombras o cortinas, además de crear una luz tenue y difuminada que te ayudará a relajarte.

Orden y desorden

Tener tu casa limpia y ordenada también te ayudará a no sentirte culpable y no tener sensación de estrés. De todas formas, ¡no te obsesiones! Una manta en el sofá, las zapatillas de casa al lado de la cama…son pequeños detalles que hacen que un hogar cobre vida.

¡Ahora te toca a ti! Con algunas ideas como comprar un textil de hogar, fundas nórdicas o una colcha de cama, puedes darle un aire fresco a tu casa y hacerla más acogedora. ¿A qué esperas para empezar?

¿Qué ropa de cama se ajusta a mis necesidades?

Si necesitas renovar tu ropa de cama pero no estás seguro de cuáles son los mejores tejidos y los más duraderos, en este artículo te damos algunos consejos para realizar una buena compra. Es importante que tengas claro si quieres ropa de invierno o de verano y que si inviertes en textiles de hogar de calidad, siempre serán más duraderos, confortables y suaves al tacto.

El algodón, el rey en la ropa de cama

ropa de cama, sábana bajera, sábanas de franela

Este tejido es el más utilizado para sábana bajera, encimera, fundas de almohada e incluso fundas nórdicas. Es una tela más fresca y transpirable, ideal para los meses de verano. Para elegir una buena sábana de este tejido lo primero es fijarse en que su composición sea 100% algodón. Otros detalles a tener en cuenta serán: la cantidad de hilos por los que está compuesta y la calidad de ese hilo. Las sábanas con más de 180 hilos son textiles de muy buena calidad, más densos y muy resistentes. Si además ese hilo es peinado, que es lo normal a partir de 180 hilos, será un tejido mucho más suave al tacto y confortable. Existen otros tipos de hilo como el cardado, que tiene una menor calidad. Un último consejo, si te decides por sábanas de algodón y quieres realizar una inversión para toda la vida, no te olvides de que lo mejor es que el algodón sea percal.

Para las fundas nórdicas también puedes seguir las mismas recomendaciones, aunque elegir una composición de algodón y poliéster tampoco estaría mal. Normalmente, la parte de algodón es la que está en contacto con nuestro cuerpo y la otra sería la que queda por fuera. El poliéster no se arruga tanto y está disponible en una mayor variedad de estampados y colores.

Opciones para los más frioleros

Algunos prefieren las sábanas de franela para los meses de invierno, ya que es un tejido más abrigado, suave y que no está tan frío cuando te metes en cama. Es muy recomendable para hogares sin calefacción o con temperaturas extremas. Este tipo de sábana es más delicada y solo la podrás utilizar durante unos meses. Si ya tienes unas buenas sábanas de algodón, son también una buena opción de compra.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones para realizar una adquisición para toda la vida en tu ropa de cama. Si no tienes ningunas sábanas de algodón está bien tener un juego de buena calidad, será una inversión para el futuro.

Renueva tu colcha de cama y dale color a tu habitación

Con pequeños cambios en los textiles de tu hogar podrás darle un aire fresco y juvenil sin invertir demasiado. Comprar una nueva colcha de cama, cambiar las cortinas o una nueva alfombra pueden ser la clave para rejuvenecer y modernizar tu habitación. En este post te damos algunas claves para que con poco dinero puedas hacer un cambio significativo y que te aporte la energía que necesitas.

Colores claros para aportar luz

Si tu habitación tiene ventanas muy pequeñas o apenas recibe la luz del sol en todo el día, necesitarás colores claros que aporten más luz y claridad. Comprar una colcha de cama beige o blanca podría ser una buena solución si el resto de mobiliario tiene una tonalidad oscura. Si por el contrario, los muebles son claros, como la madera blanca, atrévete con textiles de colores más fuertes como el amarillo, el azul bebé o el rosa. Aportarán luz pero también un toque de color y vitalidad. Las fundas nórdicas con estampados geométricos o de animales en diferentes tonalidades, son una solución muy divertida para habitaciones infantiles y juveniles.

Tonos más atrevidos

En las habitaciones muy luminosas, que reciben los rayos del sol durante muchas horas, podrás jugar más con los colores. ¡No te cortes! Si estás cansada de tu colcha antigua, una funda en tonos fuertes como el azul eléctrico o el granate pueden dar ese toque original y renovador que necesites. Complementa el espacio con textiles como alfombras y cojines en colores más claros que hagan buena combinación.

colcha de cama calidad portugal

Materias primas para acercar la naturaleza

Podrás encontrar colchas de cama y fundas nórdicas en multitud de composiciones. Te recomendamos elegir tejidos más naturales como el lino o el algodón si quieres darle a tu habitación un toque más bohemio, que te acerque a lo natural y el paisaje. Si te decantas por un estilo más nórdico y minimalista, los tejidos sintéticos serán tu gran aliado.

En este artículo te dejamos algunos consejos para renovar tu habitación. Comprar una colcha de cama moderna y original puede ser el cambio que necesitas.

Fundas nórdicas para crear una estética escandinava

¿A ti también te apasiona el estilo nórdico que está revolucionando el mundo de la decoración? Si eres de los que prefieren muebles funcionales y cómodos, te encanta la luz dentro de tu casa y odias las estancias recargadas, éste es tu estilo. Aunque no dispongas de un presupuesto muy elevado pequeños cambios como comprar nuevas fundas nórdicas, tirar lo que no necesitas o algún elemento decorativo, puede aportar ese toque minimalista a tu dormitorio. A continuación te damos algunas claves.

Colores claros y luminosidad

Esta estética aboga por estancias con mucha luz y con pocos elementos. Predominan las paredes blancas e incluso apuestan por estancias sin cortinas, para aprovechar más los rayos del sol. Para renovar tu habitación y crear un estilo más escandinavo te recomendamos tirar todos los viejos muebles que no utilizas. ¡Quédate con lo esencial! Otro punto importante son las fundas nórdicas o colcha de cama. Apuesta por tonalidades pastel, colores neutros y beige. Para dar toques de color incluye cojines en tonos fuertes, alfombras o mantas para poner sobre los pies de la cama. Si eres de los que no pueden vivir sin cortinas ni persianas, lo mejor es que utilices telas vaporosas o estores opacos, cómodos y que creen oscuridad cuando la necesites.

fundas nórdicas calidad portugal

Textiles en tejidos tradicionales

Este tipo de decoración apuesta por los materiales primarios como la madera o el mimbre. Para la ropa de cama y el textil de hogar emplean el lino, el algodón o la rafia. Con un pequeño presupuesto podrás añadir elementos que combinen a la perfección con una decoración que busca acercarse a lo natural y a la naturaleza.

El estilo nórdico busca la comodidad y la funcionalidad por encima de todo. Crear estancias cálidas, donde pases muchas horas y te sientas relajado y confortable, es su objetivo principal. Recuerda que tirando lo que no necesitas, cambiando las fundas nórdicas y añadiendo algún textil podrás darle ese toque minimalista y sumarte al estilo escandinavo.